martes, 25 de febrero de 2014

Pronunciamiento PC del P - PR sobre crisis política del Gobierno de Ollanta Humala Tasso.


NEOLIBERALISMO PROFUNDIZA CRISIS POLÍTICA



La forzada renuncia de César Villanueva a la Presidencia del Consejo de Ministros, que conlleva a la quinta recomposición del Gabinete en lo que va del presente gobierno, expresa no solo desavenencias y pujas dentro del Ejecutivo, en el que se deja sentir el predominio del todopoderoso Ministro de Economía, Miguel Castilla, sino fundamentalmente la crisis profunda que afecta al Estado y sistema político del país.

Los graves problemas estructurales acumulados durante el periodo republicano, vienen siendo agravados por la aplicación del modelo neoliberal en el que se imponen los poderes facticos sobre las instituciones, los derechos ciudadanos e, incluso, sobre la recortada democracia liberal que existe en sociedades como la nuestra. A ello se suma la acción de antivalores propios del modelo que contaminan y descomponen a todo el sistema político, en el que se entroniza la mediocridad, la corrupción y el ventajismo.

Ollanta Humala ha devenido en formal gobernante del país, un simple y voluntarioso operador del modelo; no es un personaje que se somete en contra de su voluntad, sino un converso que incesantemente pretende demostrar que merece la confianza de quienes lo mascan pero no lo pasan, en tanto su consorte, mareada con su pequeña cuota de poder, juega a la intriga, pretendiendo que es ella la que manda en Palacio.

En medio de esta crisis política la arremetida reaccionaria neoliberal, echando mano a un creciente autoritarismo respaldado por la acción mediática, gana terreno sin encontrar mayores obstáculos. Esto es así, debido no a la fuerza del modelo, sino a la debilidad de las fuerzas oponentes, entre ellas la dispersión y fragmentación del movimiento social, la fragilidad de las fuerzas de izquierda que, no obstante las condiciones favorables, no encuentran los caminos para fortalecerse desde las bases, recuperar la iniciativa política, acelerar el proceso unitario y disputar con éxito los espacios políticos, sociales, ideológicos, programáticos y culturales ganados por el capitalismo salvaje.

Superar esta situación es lo central que debe preocuparnos a quienes apostamos por un cambio verdadero. Solo podremos lograrlo no desde la estrechez y la disputa por ventajas coyunturales, sino asumiendo las tareas del presente con un sentido de responsabilidad histórica, la visión grande de la política, la demostración que para nosotros la política es el espacio de actuación para servir al país y al pueblo; que solo unidos podemos abrir un nuevo rumbo a nuestra patria.

Lima, 25 de febrero del 2014

¡POR UN GOBIERNO, DEMOCRÁTICO, PATRIÓTICO, DESCENTRALISTA, 
DE ANCHA BASE SOCIAL!

Buró Político del Comité Central

jueves, 13 de febrero de 2014

La JotaCé sobre los últimos sucesos en Venezuela.


Solidaridad con Venezuela Bolivariana


La Juventud Comunista del Perú-Patria Roja, condena  el intento de golpe de estado en contra del gobierno elegido democráticamente del Presidente Nicolás Maduro, como continuador del legado del Comandante Chávez, plasmados en los hechos de violencia ocurridos en las últimas horas en la República Bolivariana de Venezuela, sucesos que responden a un plan internacional de desestabilización diseñada por potencias extranjeras, ejecutada por la reacción local y que lamentablemente llevaron a la pérdida de vidas humanas. Estos actos por destruir el proceso bolivariano que está en marcha, no lograrán su objetivo, la revolución seguirá adelante por la fuerza y convicción del pueblo venezolano.

La Juventud Comunista del Perú-Patria Roja no duda en expresar su solidaridad internacionalista a la Revolución Bolivariana, proceso de cambios y transformaciones políticas que han cambiado la vida de millones de venezolanos, otorgando cultura, educación, salud y deporte, a pesar del permanente boicot imperialista.

Estamos comprometidos con la construcción del Socialismo en la Patria Grande, y ni las mentiras de la gran prensa internacional, ni los ataques de la derecha impedirán que siga el avance de las fuerzas progresistas y revolucionarias.

¡Abajo el intento de golpe en Venezuela!

¡Viva la Revolución Bolivariana!

¡Viva la unidad de los pueblos latinoamericanos por justicia y la paz!

¡Hasta la victoria Siempre!


Lima, 13 de Febrero de 2014

domingo, 9 de febrero de 2014

Principios Básicos de la Juventud Comunista del Perú - Patria Roja




La Juventud Comunista del Perú - Patria Roja (JC del P-PR) es la fuerza auxiliar y de reserva del Partido Comunista del Perú – Patria Roja, así como la garantía de continuidad en su lucha por la Revolución y el Socialismo. La JC del P-PR asume la ideología, el programa, la estrategia, la política General del Nuevo Curso, las tácticas y política del Partido; sin embargo como espacio de pre militancia tiene autonomía organizativa al poseer su estructura propia, no formando parte de la estructura del Partido, pero si formando parte de sus sistema orgánico. Se encarga de educar, organizar y movilizar a los jóvenes aplicando de manera creativa y de acuerdo a sus particularidades las orientaciones del Partido y conduciéndolos en el marco de la política general del Nuevo Curso al Socialismo.

La JC del P-PR es una organización revolucionaria que lucha por ser vanguardia de la juventud, leal al pueblo trabajador y comprometido en alcanzar la sociedad comunista. Establece su práctica política de acuerdo con la realidad concreta de la lucha de clases en el país para construir una nueva hegemonía ideológica y política en las masas juveniles.

La JC del P-PR asume el marxismo-leninismo y el pensamiento de José Carlos Mariátegui, y recoge los aportes de todos los pensadores marxistas como Mao Zedong, Rosa Luxemburgo, Antonio Gramsci, entre otros; las tesis elaboradas por el Partido y el avance permanente del Materialismo Dialéctico y la ciencia, además de otros conocimientos acumulados por los pueblos y nacionalidades del país. Nuestra ideología es el marxismo leninismo, el cual no debe ser entendido como un dogma sino como un saber que se nutre constantemente con las mejores tradiciones de la lucha de los pueblos del mundo.

La JC del P-PR se opone a toda forma de explotación y discriminación del ser humano. Al igual que el Partido lucha constantemente por el Socialismo reconociendo en el proletariado su clase dirigente, en la alianza obrero–campesina su fuerza y en la unidad más amplia del pueblo la seguridad de su victoria. El Socialismo por el que luchamos aspira a la emancipación del hombre en relación armónica con el medio ambiente. La sociedad comunista es nuestro objetivo estratégico y a ella llegaremos luego de la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción y del capitalismo.

Los jóvenes comunistas al margen de las masas populares y de la lucha política no somos nada. Por ello, entendemos a la práctica social como principal criterio de verdad. El trabajo político en las masas populares es nuestra razón de ser. Existimos para incidir en la realidad convirtiendo al pueblo en sujeto transformador, en principal actor y beneficiario de la revolución peruana. Sin masas populares conscientes y organizadas es imposible la Revolución.

La JC del P-PR es profundamente patriota, latinoamericanista y ferviente internacionalista. También antiimperialista y solidarios con los pueblos, gobiernos y juventudes que construyen el socialismo, que pugnan por su autodeterminación, su independencia, su democracia y la paz. Y se adhiere a la integración de la patria grande y la defensa del medio ambiente.
                                                        
La JC del P-PR reconoce y asume como suya la lucha de los pueblos originarios, la defensa del medio ambiente, las luchas feministas, de la teología de la liberación, de la comunidad TLGBi, las luchas por los derechos humanos, por la protección de los animales, contra la criminalización de la hoja de coca, los cultivos ancestrales y contra el racismo; así como las luchas históricas de todas las comunidades y organizaciones de base.

Malpica y el número 57


Por Raúl Wiener.


Recordando al parlamentario, investigador y escritor que se gano el respeto de todos los sectores de la política nacional
Al final de la primera legislatura del nuevo Congreso de 1980, los senadores que se habían estrenado hacía muy poco, fueron informados por la mesa directiva, manejada por la coalición AP-PPC, que muy pronto llegaría un lote de autos Daihatsu que serían distribuidos entre la representación nacional, por lo que deberían inscribirse ante la oficina de administración. Unas semanas después estaba con Carlos Malpica Silva Santisteban  y le pregunté si ya le habían entregado su carro nuevo y me contestó que no se había inscrito.
Un poco desconcertado le insistí para que me aclarara su actitud y me dijo que había hablado con Sandro Mariátegui y Ricardo Monteagudo, dirigentes de Acción Popular y les había preguntado por los carros que se habían reservado para ellos. Le dijeron que eran iguales para todos. Entonces, ¿por qué ustedes no están inscritos?, fue su segunda interrogante. Y mirándome, me dijo espérate para que veas qué carros se traen para ellos. Dicho y hecho. Poco después se repartió entre la junta directiva y los miembros de las bancadas oficialistas unos automóviles Chevrolet del año, con mucha mayor prestancia que los pequeños Daihatsu. El único senador de oposición que recibió del lote final de importación fue Carlos Malpica.
Yo los conozco, me dijo orgulloso, y sonriendo apuntó: sólo a Breña se le ve bien en el Daihatsu.
El Observador
En mayo de 1982, el diario que creara Luis León Rupp para competir con El Comercio, pasó a manos de sus trabajadores que llevaron por dos años una lucha heroica por la sobrevivencia. Gran parte de esa resistencia en defensa del trabajo y la libertad de expresión fue acompañada por Malpica que iba con los directivos de la Cooperativa a las más difíciles gestiones para conseguir que las empresas eléctricas no nos apagaran la luz, la empresa del agua no nos secara los caños y la compañía de teléfonos nos mantuvieran las líneas a pesar de los atrasos de pago.
Cuando hablábamos con los gerentes Carlos pedía la palabra y lanzaba una perorata sobre el bien mayor que era la libertad de expresión y que los funcionarios de empresas del Estado no podían actuar contra ella. Y lográbamos plazos adicionales, no tanto por la libertad de expresión, sino por el miedo que tenían al autor de “Los dueños del Perú”. Un día fuimos los dos a los registros públicos para acelerar una inscripción que teníamos empantanada hacía meses, sin ningún motivo, o quizás porque a alguien le interesaba entramparla. Pero Malpica no le habló de nuestro caso al jefe de los registros y los funcionarios que lo acompañaban. Más bien les pidió una serie de informes que le estaban debiendo.
Los aludidos empezaron a temblar delante de mis ojos y ofrecieron para esta semana, los siguientes día o para mañana, cada uno de los puntos solicitados, Después de eso nos paramos y nos dirigimos a la puerta y en el momento de la despedida dijo algo así como: Ah, antes que me olvide, a ver si le da una mano a mi amigo con una inscripción que está demorada varios meses. Sí, senador, como no, despreocúpese. Y la verdad que la inscripción nos fue notificada esa misma tarde.
El número 57
En 1985 la Izquierda Unida ya era una fuerza en franco ascenso. Barrantes era alcalde de Lima y habían muchos otros alcaldes izquierdistas a nivel nacional. Se venían las elecciones presidenciales y parlamentarias, y como santa solución a los pujos y tensiones que se producían para definir las listas, se anunció que habría una votación de todos los militantes de los partidos integrantes de la IU, para definir el orden en que los candidatos al Senado (votación nacional) y a la Cámara de Diputados (votación por departamento) irían en las listas. Se convocó entonces a elecciones internas.
Malpica fue uno de los precandidatos y en esa condición logró el mayor número de votos. Pero de inmediato se supo que el Comité Directivo había reservado los diez lugres iniciales a los secretarios generales de los partidos y personalidades invitadas y que los elegidos correrían a partir del once. Hubo protestas y malestar en las bases que dijeron que era lo mismo de siempre. Evidentemente tampoco a Malpica le gustó la gracia. Pero, como solía hacer, apeló al buen humor. Como le ofrecían el número 11 o si quería el 60, al final de la lista, respondió pidiendo que se dejara escoger un número con la condición de que fuera respetado.
Así en plena reunión entre dirigentes de los partidos y candidatos propuso el número 57, que era según él, el de más difícil recordación, y añadió que con ese número saldría elegido. A mi no me convencía la jugada, y por esos días llegué a romper el acuerdo del PUM (Partido Unificado Mariateguista) de votar cerradamente por Javier Diez Canseco y otro más, y escribí en mi columna que había que votar por el 57 y el 45 (Letts), para darle la contra a la dirigencia nacional de IU que maltrataba a personalidades de primera línea.
El hecho es que el 57 funcionó, tanto que Carlos Malpica llegó segundo en la votación nacional después de Javier que llevaba el número 3. En el año 1990, volvió al Senado sin saber que era su última vez. En 1992, fue el golpe de Fujimori, y Carlos y sus colegas fueron despojados de los mandatos que le otorgó el pueblo. Para entonces su corazón estaba cada vez más afectado. El 15 de noviembre de 1993, un ataque fulminante se lo llevó de este mundo, al cual le dejó un obra de  investigación en la que destacan títulos como “Guerra a muerte al latifundio”, “Crónica del hambre en el Perú”, “El mito de la ayuda exterior”, “Los Dueños del Perú”, “Anchovetas y Tiburones”, “Petróleo y Corrupción”, “El antiimperialismo y el APRA y los contratos petroleros”, “El Poder económico en el Perú” (tres tomos), y su libro póstumo “Pájaros de alto vuelo”, sobre la corrupción del primer gobierno de Alan García.
Despedida
La última vez que ví a mi amigo Carlos Malpica fue en septiembre de 1992, durante el III Congreso del PUM, al que acudió para invocarnos que permaneciéramos unidos y se despidió asegurando que se habían renovado sus esperanzas. Lamentablemente no escuchamos ni entendimos su mensaje. Al año siguiente nos habíamos separado en dos grupos. Pero nos volveríamos a encontrar el día de su velorio. Pensé entonces que le habíamos fallado. Veintiún años después la izquierda todavía tiene una deuda con este gran investigador del Perú que era a la vez la persona más sencilla y afable que se podía encontrar.
09.02.14

miércoles, 29 de enero de 2014

Adios al histórico cantante y activista comunista norteamericano, Pete Seeger.

Ha fallecido el cantante antiimperialista norteamericano, Pete Seeger. Amigo de la paz y de grandes artistas revolucionarios como Víctor Jara (el cual interpreta su canción, El Martillo). Nuestro reconocimiento y homenaje a esta importante figura de la música revolucionaria.








jueves, 16 de enero de 2014

EL ARREGLO PERUANO-CHILENO. Por José Carlos Mariátegui.

José Carlos Mariátegui (*) (Mayo de 1929)



Si ha habido en el Perú, en los últimos años, una tendencia que ha tenido, frente a la cuestión de Tacna y Arica, una posición neta y realista, ha sido la de izquierda. Desafiando el chovinismo del ambiente, cultivado por la política burguesa, la juventud y el proletariado de vanguardia del Perú, han tendido la mano, en más de una oportunidad, a la juventud y el proletariado de vanguardia de Chile, que antes había dado prueba explícita de su repudio de la chilenización y detentación de Tacna y Arica. Gómez Rojas, Vicuña Fuentes, son nombres que recordarán siempre esta protesta, dictada por un noble espíritu de justicia a la vez que de fraternidad y reconciliación. 

La burguesía y el gamonalismo, por el contrario, no han renunciado nunca a la especulación política, frente a esta cuestión, de la que se han servido, explotando el sentimiento popular, para distraer a las masas de sus reivindicaciones de clase y, en veces, casi para prohibírselas. Los partidos y los políticos, han competido en la tarea de excitar un reivindicacionismo intransigente en la opinión pública: reivindicacionismo que degeneraba con frecuencia en frenético clamor revanchista. 

La plutocracia azucarera que hasta 1919, retuvo en sus manos el poder, y que obtenía una parte de sus ganancias de la exportación de azúcar a Chile, se esmeró en una declamación que, afirmando a ultranza la reivindicación de Tacna y Arica como una cuestión de honor y sentimiento, resulta su obra maestra de simulación e hipocresía. Los bandos políticos se bloqueaban y vigilaban unos a otros para impedirse toda tentativa de liquidación. Cuando un gobernante de visión progresista y práctica como el señor Billinghurst se atrevía al replanteamiento de la cuestión, se le vituperaba por este acto como un traidor, cobrándole en la crítica de su gestión internacional el rencor por sus tendencias radicales y anti-oligárquicas en la política interna. Y, en 1919, al abatir a la oligarquía azucarera, aunque para vencerla bastaba un programa populista que satisfaciese las exigencias de la pequeña burguesía, se recurrió de nuevo, sin la reserva que la situación 
aconsejaba, a la plataforma revanchista. 

De un lado, la especulación, de otro lado el romanticismo y la retórica, han estorbado la formación de un juicio exacto sobre este problema internacional. Los hombres del movimiento radical o gonzales-pradista pertenecían a una generación sobre la cual actuaban demasiado imperiosa e inmediatamente las reacciones sentimentales de la derrota. El movimiento izquierdista de la juventud intelectual, que a medida que madura ideológica e históricamente se define y concreta como movimiento socialista, falto de precursores para adoptar un gesto nuevo, no contaba sino con el instinto de clase del proletariado. La lucha con los sentimientos mantenidos por la demagogia burguesa y pequeño burguesa era muy desigual y difícil. En esta atmósfera se propagó, en los primeros instantes de la paz wilsoniana, la ilusión de la justicia de la Sociedad de las Naciones; y, más tarde, sustituido el método de Wilson por el de Hughes en los negocios de Washington, la ilusión de la justicia de los Estados Unidos. 

El Perú ha llegado así a la hora de hacer las cuentas con la realidad ¿Qué de extraño tiene que, frente al acuerdo, el sentimiento revanchista estimulado sistemáticamente por la política burguesa, haya hecho, sin extenderse esta vez a la clase obrera, y con escaso eco en las mismas clases medias, su última exacerbada reaparición? El tratado que ha auspiciado Norteamérica, fracasado su arbitraje, es al mismo tiempo que la liquidación de la derrota del 83 la liquidación de aquella política. 

Somos de los pocos que no tienen en esto que cambiar de actitud ni ensayar un razonamiento nuevo. Hace dos meses declaraba el director de esta revista al redactor de “El Mercurio”, señor Maluenda, en un reportaje que ha quedado inédito hasta hoy, según parece por razones de diplomacia periodística: “Mi esperanza y mi augurio son: que una confederación peruano-chilena-boliviana, u otra más amplia aún, pero en la que entrarán nuestros dos países, constituirá la primera unión de Repúblicas Socialistas de la América Latina”.

“Amauta” representa el único sector exento de responsabilidad en las especulaciones chovinistas. Tribuna del socialismo peruano, dirige su atención a los problemas que el de Tacna y Arica sirvió de razón para posponer y olvidar. En sus páginas, han colaborado escritores y artistas chilenos sinceramente deseosos de la reconciliación de ambos pueblos. 

Hoy su solidaridad fraterna acompaña a los obreros, intelectuales y maestros que, representantes de la misma causa histórica, luchan en Chile contra el régimen reaccionario del general Ibáñez. Al partido y los sindicatos de la clase obrera, a los grupos de intelectuales revolucionarios que ese régimen fascista pretende aniquilar con sus persecuciones encarnizadas, va el saludo de “Amauta”. Este saludo es, también, nuestro voto. 

Notas.-
(*) Artículo publicado, sin nombre del autor, en Amauta Nº 22, mayo de 1929.
El año 1929 se firmó el Tratado Peruano-chileno, por el cual retornaba Tacna a la soberanía peruana, y Arica definitivamente se integraba a Chile.

martes, 7 de enero de 2014

AYABACA: EJEMPLO DE UNIDAD ESTRATÉGICA



El domingo 05 del presente mes, aproximadamente 70 militantes del FRENTE AMPLIO DE IZQUIERDA, Colectivo “Ayabaca”, MAS-Acción, dirigentes ronderiles, sindicales y de varias comunidades campesinas acordaron APOYAR E IMPULSAR la candidatura del empresario ayabaquino JHONI CEDANO SAAVEDRA a la alcaldía de esta importante provincia del mundo andino, región Grau, llevando como símbolo de campaña electoral la gloriosa bandera del MAS Acción, inscrita ante el JNE Piura.
Este acto constituye una verdadera lección de unidad con profundo contenido estratégico y programático, así como de madurez política.
En Ayabaca,  las fuerzas que apuestan por la Gran Unidad para conquistar el real cambio que los amplios sectores populares necesitan y reclaman, han comprendido que un proceso de esta naturaleza es fundamental para erradicar la fragmentación política, el caudillismo, el electorerismo y el coyunturalismo carentes de visión estratégica y sin articulación a ningún proyecto alternativo  de país como factor fundamental de cohesión.
Estamos pues ante una sólida unidad. Los comportamientos sectarios o de cúpulas que estuvieron arraigados fuertemente en el pasado hoy han sido desplazados por la madurez política, la voluntad de ganar y ser gobierno para poner en práctica propuestas innovadoras desde la izquierda y el progresismo, la lucha tenaz contra la dispersión política, el creciente sentimiento de cambio y combate a la corrupción, la defensa irrestricta del medio ambiente, la vida y sus propiedades, el repudio al asistencialismo y al clientelaje;  pero, sobre todo ir construyendo el norte estratégico de la victoria contra el modelo neoliberal y  la instalación de un Gobierno Patriótico, democrático y regeneración moral, Nueva Constitución y Nueva República.  
La unidad alcanzada en Ayabaca por los compañeros del PC del P PATRIA ROJA, PCP Unidad, PS, C xC y   Agro Sí (que depusieron de manera ejemplar y pública cualquier ambición personal o de grupo), así como de las  mujeres campesinas, dirigentes de rondas y de comunidades campesinas, pronostica una participación electoral con posibilidades de éxito en esta provincia clave para el desarrollo de las fuerzas de izquierda. Pero también, permite incorporar personalidades, intelectuales, pequeños, e incluso medianos empresarios progresistas, tal como es el caso del candidato Jhoni Cedano, un ayabaquino emprendedor, que emigró a temprana edad en busca de mejores condiciones de estudio, que fue taxista en Piura, que se incorporó a la Fuerza Aérea y llegó a ser piloto de aviación para las naciones Unidas, habiendo estado en África y en otros lugares del mundo. Hoy, Cedano es miembro Secretario de la Cámara de Turismo de Piura y entre sus objetivos está la conquista del Canon de Agua para las provincias andinas, fomento y desarrollo del turismo, creación del Centro de Capacitación y Gestión para el Emprendimiento, profesionalización de los líderes comunales, aprovechamiento del recurso del agua para la instalación de piscicultura de trucha y tilapia, mejorar la calidad de la producción agrícola, etc etc. Por ello la necesidad de un frente amplio, una plataforma común y candidaturas unitarias en todos sus distritos.
En este cuadro provincial y regional, contribuir a la unidad como la tarea central por parte del MAS Acción, incluye aportar no sólo su inscripción legal -en circunstancias que los plazos extremadamente cortos nos ganan e imposibilitan acometer acciones de adecuaciones unitarias legales-, sino también su total desprendimiento a todo atisbo de hegemonismo corrosivo y estéril.
Finalmente, la unidad de las izquierdas en Ayabaca  debemos entenderla como un proceso que se ha iniciado en serio, desde abajo, del seno de las bases, que continuará más allá de la inscripción de candidaturas y las elecciones mismas, para afirmarla como una alternativa segura, confiable para el pueblo, enraizada en la región y en todos los sectores populares. El proceso que se ha iniciado en la tierra de Hildebrando Castro Pozo tiene ese norte y hacia allá debemos llegar.
¡¡PATRIA PARA TODOS!!
¡¡AYABACA PARA TODOS!!
¡¡REGIÓN PARA TODOS!!
¡¡POR UNA PATRIA SOCIALMENTE JUSTA, MORAL Y AMBIENTALMENTE SANA!!

Lionel Panta
Sec. Organización Comandoi Regional de Campaña MAS Acción

miércoles, 18 de diciembre de 2013

CARTA A LOS DELEGADOS QUE PARTICIPAN EN EL EVENTO PREPARATORIO DEL I ENCUENTRO NACIONAL DEL FRENTE AMPLIO

PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ – PATRIA ROJA


Estimados compañeros:

1.       Nos dirigimos a ustedes, en esta ocasión, porque creemos necesario que un proyecto unitario como es el Frente Amplio, debe procesar como  método de trabajo constante el debate franco, alturado y reflexivo. Nadie puede decir que el camino a seguir es llano y el horizonte a seguir es transparente. Vivimos tiempos de incertidumbre y de búsqueda,  tenemos al frente un enemigo poderoso, a la ofensiva, que no está dispuesto hacerle ninguna concesión voluntaria a la izquierda ni al movimiento popular.

2.      Lo hacemos en nuestra condición de partido político que integra, el Movimiento de Afirmación Nacional (MAS), por lo que nos sentimos parte del proyecto unitario de la izquierda y del progresismo nacional.

3.      Valoramos la importancia del evento preparatorio. Muchas veces una marcha de largo alienta depende del primer paso. Cómo se desenvuelva y cómo defina las tareas y los métodos a seguir,  influirá en la marcha hacia  la Plenaria de principios del próximo año, pero también en el futuro del proyecto. De aquí la importancia de actuar con madurez, con amplitud de miras y con objetividad al abordar las diferencias y reconocer las coincidencias.

4.      La unidad de las izquierdas, del progresismo y del movimiento social y étnico, no la entendemos como un asunto únicamente coyuntural o electoral, que significaría su achatamiento y deformación, sino más bien como un proyecto estratégico, independientemente de que el proceso que deba seguir tenga como punto de arranque motivaciones  de signo táctico electoral o coyuntural. A nuestro juicio, de la manera como se enfoque este problema dependerá mucho si el proyecto avanza y se consolida o, por el contrario, se estanca bajo las urgencias de  las elecciones regionales y municipales de 2014.

5.      La primera pregunta que se debe responder es, a nuestro juicio : ¿cuál es el objetivo que se busca alcanzar en el corto y largo plazo? Dicho de otro modo: ¿por qué y para qué necesitamos construir el Frente Amplio, independientemente del nombre que se le asigne más adelante? La segunda: ¿quién o quiénes son sus adversarios principales, cuáles las fuerzas a neutralizar y cuáles a ganar? La tercera: ¿cuál es la correlación de fuerzas políticas y sociales en el presente y qué espacio nos proponemos ocupar a lo largo del período, sobre todo de cara a las elecciones generales de 2016? Finalmente, ¿en qué situación se encuentran las fuerzas de izquierda y las fuerzas populares y el movimiento social? ¿A la ofensiva? ¿A la defensiva? Es necesario mirar las cosas con realismo y no dejarnos llevar por la precipitación, los buenos deseos, o sobreestimar nuestras fuerzas.

6.      Si bien es cierto que se presentan condiciones favorables para la recuperación de la izquierda y del movimiento popular y social, es también cierto que su aprovechamiento dependerá de la madurez con que se actúe. Poco valen los impulsos emocionales si no tienen, en su base, una evaluación objetiva y serena de la situación concreta en la que nos encontramos. Y la verdad es que las agrupaciones de izquierda que estamos comprometidos con el proyecto, visto en su conjunto, somos aún débiles, con limitado posicionamiento político y de liderazgo, aunque existe un importante sector de la sociedad que aspira a un cambio de rumbo en el país distinto al modelo neoliberal. Pensemos solamente en el 33 por ciento del electorado que votó por Ollanta Humala en la primera vuelta, pese a la campaña brutal de la derecha en contra. Ese electorado está en disputa, sigue suelto, no lo hemos ganado aún. Pensar la unidad sin tomar en cuenta este dato sería erróneo. Cabe una pregunta: ¿lo dejaremos de lado o, por el contrario,  debemos esforzarnos por atraerlos? Si es lo último, ¿deben las fuerzas de izquierda cerrarles el paso o bien abrir las puertas para ganarlos a nuestro campo?

7.      La estrategia no se define en función de nuestros deseos, ni siquiera de la oportunidad si está presente, sino de nuestros adversarios, de la correlación de fuerzas, objetivos, estrategia y planes con que cuentan. La lucha política y electoral, en fin de cuentas, es la confrontación de voluntades, y éstas son fuerzas concretas que operan para conquistar el respaldo del electorado y la victoria para sí. Desde la izquierda y del movimiento popular aspiramos también a conquistar victorias, entre ellas acceder al gobierno central, condición indispensable para llevar a cabo los cambios a favor del pueblo y la patria.  La derecha económica y política lo necesita para perpetuar el modelo neoliberal y los privilegios que representa en favor de las transnacionales y los grandes capitales. Llegado aquí conviene darnos cuenta que esa derecha, la más conservadora, reaccionaria y desnacionalizadora, la “derecha bruta y achorada”, es la hegemónica, y su hegemonía es fácil advertirla en el dominio ideológico, político, económico, mediático, y en el respaldo internacional con que cuenta. No es,  pues, un adversario fácil, ni tuerto ni manco, sino que cuenta con objetivos, metas, estrategias e instrumentos poderosos, con una Constitución y una legislación que ha construido para afianzar esa hegemonía, que apunta bien contra la izquierda y el movimiento popular.

8.      Es poderosa pero no invencible. Tiene también puntos vulnerables, arrastra consigo contradicciones insuperables, está atrapada por conflictos de intereses que explican su división. El más importante de ellos: no tiene a su favor la razón ni la justicia, pues sirve los intereses de un puñado de personas, lleva a la polarización social, engendra las causas de la violencia, de la corrupción, del entreguismo y el centralismo. Una democracia de verdad le es ajena. Creyentes incondicionales del mercado, al que subordinan todo, también el Estado y la democracia, la educación y la salud, convierten a la persona de ciudadanos en consumidores. El resultado es que concentran la riqueza y el poder, construyen una nueva oligarquía, depredan los recursos naturales en nombre de un crecimiento que excluye a la mayoría, agrede al medio ambiente y perpetúa la condición de país exportador de materias primas. Además, y no es menos importante, se encuentra a la ofensiva, al punto de haber convertido no poco de sus ideas clave en sentido común de la gente, ha cohesionado a toda la derecha y ganado a las fuerzas intermedias al proyecto neoliberal. García, Toledo, Humala, Fujimori, Kuczinsky, entre otros, de acceder al gobierno continuarán el modelo y defenderán la Constitución de 1993. Además,  no podemos perder de vista que en el corto y mediano plazo las ventajas seguirán estando a su favor.

9.      Revertir esta situación no será tarea fácil. Requerirá mucho esfuerzo, visión estratégica, habilidad política, pero sobre todo recuperar la confianza del pueblo en la izquierda, además de su organización y su unidad. Tarea complicada si constatamos la debilidad de sus representaciones políticas, su escasa vigencia y liderazgo político en la sociedad, la fragmentación social, el debilitamiento de las organizaciones de masas, la posición defensiva en que se encuentra la izquierda en lo ideológico, político y cultural. La batalla electoral, importante sin duda, no lo es todo. Además, venimos de batallas perdidas, incluyendo el paso del ollantismo a la lógica neoliberal. Desde luego que no todo es adverso. Bien mirada las cosas nos encontramos frente a una importante oportunidad para salir de esa situación; crecientes sectores de la población ya no se dejan seducir por la prédica exitista del neoliberalismo, repugnan la corrupción, reclaman justicia social y democracia, exigen atención al tema ambiental, perciben que el modelo de crecimiento primario exportador beneficia a pocos y no garantiza desarrollo.

10.   La lucha por la unidad más amplia deviene, así, tarea fundamental para la izquierda, el progresismo y el movimiento popular. No la pequeña unidad para la disputa por puestos en el escenario electoral, que se agota en la coyuntura o que se pierde asfixiada por contradicciones secundarias o los intereses del caudillo de turno.  Sino la unidad grande, en torno de un proyecto de país, que madura con la suma de las fuerzas que pugnan por el cambio de rumbo: trabajadores(as), campesinos(as), intelectuales, jóvenes, sectores medios, pequeños y medianos empresarios, indígenas, creyentes y no creyentes, demócratas y patriotas. La historia de la izquierda peruana demuestra la naturaleza perniciosa del sectarismo, de la estrechez de miras, del yo primero.

11.    La unidad en marcha hay que entenderla como un proceso, pero un proceso no burocrático ni formalista, sino dinámico y con arraigo de masas. Una unidad en las alturas, de “sabios” que imaginan tener la verdad, que se arrogan la representación del pueblo, ya fracasó más de una vez. La experiencia de Izquierda Unida debe ser recordada al respecto para no volver a cometer los mismos errores cuyo costo fue fatal para la izquierda peruana: con su división pasamos de ser una fuerza de izquierda fundamental a otra, marginal. Dos décadas después aún no hemos recuperado el terreno perdido. Un proceso, además, porque venimos de la dispersión, porque las agrupaciones políticas que hoy la integramos somos aún débiles, porque no se ha superado el trauma del derrumbe de Izquierda Unida ni se han sacado las debidas lecciones del sectarismo y sus consecuencias funestas.  

12.   Por esa razón, pensar la unidad teniendo como foco las elecciones regionales y municipales de 2014, significaría no entender la dialéctica del proceso. No existe por el momento ningún partido político con capacidad para presentar candidaturas partidarias en todo el país y tener éxito. Cada cual tejerá alianzas de diverso tipo de acuerdo con cada circunscripción regional, buscando de paso los mejores resultados de cara a las elecciones generales de 2016. En nuestra opinión, la izquierda tampoco escapa a esta realidad, más aún con una unidad en proceso de formación. Miradas las cosas estratégicamente,  la unidad y acción de la izquierda, del progresismo y del movimiento popular debería enfocarse pensando sobre todo en las elecciones generales de 2016, de modo que cada paso que se dé permita ganar victorias parciales y acumular fuerzas en esa perspectiva. Expresado en sentido figurado: incrementar el caudal de cada afluente a fin de converger alimentando un solo río: la gran unidad de las izquierdas, el progresismo y el movimiento popular de acuerdo con la consigna: una sola representación política, una plataforma común, un candidato único.

13.   Por el momento tenemos por lo menos dos organizaciones de izquierda o progresista con inscripción legal (Tierra y Libertad y Fonavistas), que podrían ser la base legal para hacer realidad tal objetivo estratégico. Esta situación obliga a trabajar con cautela y paciencia y no quemar las naves antes de tiempo. Ninguna agrupación, por separado, está en condiciones de convertirse en alternativa electoral al neoliberalismo, ni siquiera de asegurar por su cuenta la permanencia de su inscripción en el Registro de Partidos Políticos. Ciertos éxitos electorales regionales o municipales no garantizan posibilidad de éxito nacional, ni calidad suficiente de su representación política. Pretender que el nombre definitivo del frente electoral en construcción, por ejemplo, debe ya ser definido, no ayuda a la unidad sino a la configuración de bloques que pueden terminar excluyéndose.

14.   Hemos expresado, lo repetimos en esta ocasión, que la lucha por la unidad no excluye la lucha de cada agrupación por desarrollar sus propias fuerzas. Sería deseable que cada organización política se fortalezca así como  su radio de influencia política y liderazgo. Ello contribuiría positivamente para alcanzar la gran unidad, condición indispensable para defender mejor la soberanía nacional, la democracia, los intereses de los trabajadores y el pueblo, pero también para construir las fuerzas que garanticen la conquista del gobierno central, abrir paso a una nueva constitución, desarrollar una economía multilateral en lugar del modelo primario exportador, y construir un Estado democrático, soberano, descentralista. Pero hay que entender que tal unidad reconoce  la diversidad, no elimina las diferencias, se sostiene en la convergencia de puntos de vista y de objetivos comunes. De allí su complejidad, también la flexibilidad que deben tomar en cuenta las organizaciones que lo integran.

15.   La plataforma que asuma el Frente Amplio no debería, por esa razón, presentarse como definitiva, sino como un material abierto a discusión de cara a la sociedad. Para unir fuerzas más allá de sus componentes actuales debe, necesariamente, tomar en cuenta a los sectores que se necesita incorporar o ganar. Por lo demás existen coincidencias básicas para aprobar un programa de consenso, que no será el programa de ninguna de las agrupaciones que   formarán parte del frente político en construcción.

16.   El debate sobre las organizaciones que lo integrarían (políticas y sociales) se resolverá fácilmente si se coloca como eje el concepto de un militante un voto. Es decir, un frente político de afiliados con derechos iguales independientemente de su pertenencia partidista, gremial, étnica, de género o social; y, más adelante, elección de candidatos a cargos públicos proporcional al respaldo  alcanzado en elecciones internas. Para ello se requiere desplegar un gran esfuerzo organizativo, afianzar tradiciones democráticas, fortalecer la institucionalidad con el respeto escrupuloso de las normas internas con que se dote el frente político.

17.   Para finalizar quisiéramos expresar el compromiso del Partido Comunista del Perú – Patria Roja con el proyecto unitario de las izquierdas y el progresismo. Entendemos que no es tarea fácil. Que requiere responsabilidad, realismo y flexibilidad, que partamos de las condiciones reales y no de los deseos. Como todo proceso supone vencer  desconfianzas, superar con paciencia contradicciones que estarán presentes, encontrar los métodos apropiados para cada caso, respetarse mutuamente.
                                                                                                                    
Lima, diciembre de 2013.

martes, 26 de noviembre de 2013

Nuestra solidaridad con el pueblo de Honduras




La Juventud Comunista  del Perú - Patria Roja, repudia el fraude electoral llevado en el hermano país de honduras  contra la candidata Xiomara Castro, justa ganadora en las últimas elecciones. Esta es una clara muestra de la presencia e influencia del imperialismo norteamericano en este país, primero promoviendo el Golpe de Estado al legítimo presidente Manuel Zelaya, y ahora, en un descarado golpe a la democracia, modificando los resultados electorales, recurriendo al fraude e incluso el asesinato. Cabe recordar que el Partido Libre nació el 2011, como una aglutinación de las fuerzas populares y de izquierda que protestaron por el derrocamiento, en 2009, de Zelaya como presidente de Honduras,

Fue al calor de esas protestas, que surgió la figura de Xiomara Castro como líder y candidata, reconocida por la mayoría del pueblo de Honduras. Este golpe a la decisión del pueblo de Honduras, no debe, ni puede lograr sus objetivos. Hacemos un llamado al rechazo general  estos acontecimientos.

La Juventud Comunista, saluda al pueblo de Honduras y reafirma la voluntad de trabajar por el respeto a la autodeterminación de los pueblos y la soberanía de sus decisiones fuera de la influencia imperialista. Nuestro abrazo fraterno y nuestro puño en alto para hacerle frente a estas jugarretas del imperialismo y por la unidad de la Patria Grande.

Lima, 26 de Noviembre



Juventud Comunista del Perú – Patria Roja

domingo, 17 de noviembre de 2013

Bicicleteada de la izquierda rumbo a las elecciones complementarias del 24N

El joven Regidor comunista y candidato a la reelección, Luis Gárate realizó un importante evento de concientización de Transporte Diferente. Varias y varios jóvenes se sumaron al contigente que recorrió diversas calles de Lima.

Este 24 de Noviembre votamos TD, por Transporte Digno y un Trabajo Diferente.










jueves, 31 de octubre de 2013

Manuel Acosta Ojeda sobre Felipe Pinglo (Fragmento)





Augusto Ballón Muñoz fue fundador de la primera célula del Partido Comunista, en los Barrios Altos. El nos contaba cosas muy lindas. Por ejemplo, cuando varios grupos obreros y estudiantiles en 1923 convocaron a una asamblea popular en el local de la Federación de Conductores y Motoristas, en la "Espalda de Santa Clara", en los Barrios Altos. Hubo una concurrencia espectacular. El local estaba lleno. Asistieron entre otros la Federación de Panaderos "Estrella del Perú"; el inmortal Amauta José Carlos Mariátegui, estudiantes venidos desde Trujillo, Luciano Castillo, Teodomiro Sánchez y otros jóvenes rebeldes de la época. Con 24 años, Pinglo escuchó de pie por primera vez en su vida al Amauta. 

Contaba Augusto Ballón que la palabra de José Carlos Mariátegui quedó imborrable en la conciencia del joven Felipe. Igualmente lo impresionó la palabra del mártir obrero Delfín Lévano. Fue una noche auténticamente revolucionaria. Delfín Lévano representaba la corriente anarco sindicalista. Era muy querido. José Carlos Mariátegui representaba la corriente marxista. En un momento no se pusieron de acuerdo y se puso muy áspero el debate. Lévano y su gente empezaron a retirarse. La palabra del Amauta resonó como trueno: ¡Compañero Lévano, somos muy pocos para dividirnos". La grandeza del mártir entendió. Don Delfín y su gente regresaron. Fuertes aplausos y abrazos los recibieron.. Y en homenaje al triunfo de la unidad, cientos de obreros y estudiantes entonaron "La Internacional". Por primera vez los Barrios Altos escucharon "!Arriba los pobres del mundo / de pie los esclavos sin pan!". Desde Las Carrozas hasta el Carmen se cantó el himno de los trabajadores del mundo. Pinglo y Ballón acompañaron emocionados la manifestación. Esa emoción se haría presente más tarde en "El canillita", "Pobre obrerita", "El plebeyo", "Mendicidad", "Oración del labriego", "Jacobo el leñador" y otros. 

Felipe se hizo muy amigo de Pedro Lévano, hermano de Delfín. Delfín Lévano, heroico dirigente proletario, estaba en la miseria, sin poder trabajar para mantener a su familia. Las prisiones y las torturas que les infligieron los soplones asesinaron sus manos y sus piernas. La clase obrera, su clase, salió en su apoyo. Los obreros organizaron una función "En honor y beneficio del amigo del pueblo. Honrado y laborioso trabajador y escritor obrero: Delfín Lévano". Se realizó ésta en la sala "Manco Cápac", hoy cine Beverly. Fue un sábado 28 de noviembre de 1931. 

Actuaron grupos obreros y grupos artísticos profesionales. El gran dúo que integraban Luciano Huambachano y César Pizarro, Germán Concha y Carlos Covarrubias, famosos cantores; el dúo de guitarristas E. Márquez y J. Romero; el trío J. Verástegui, C. Mirando y A. Santos. Reapareció el cantor y bailarín "El africanito". Un obrero de apellido Macedo, figura programado. Se dice que interpretó hermosas canciones y que debutó la estudiantina de José Lazo. Todo en funciones de vermouth y noche. La platea costó 44 centavos y la "cazuela" 22. Fue un lleno total. 

Días antes de la actuación, Pinglo se enteró por la progaganda de este homenaje benéfico para Delfín Lévano. El bardo tenía gran admiración por la valentía de Lévano. Inmediatamente se dirigió a la avenida Manco Cápac, en La Victoria. A un callejoncito, a media cuadra de lo que hoy es el cine Odeón. Allí vivía Pedro Lévano. Felipe le preguntó molesto por qué no lo habían considerado en el programa. Pedro Lévano le dio mil excusas y le explicó que la organización lo había distraído. Pinglo insistió en actuar y cantó y tocó fuera de programa. Muy pocas personas saben que en una época se prohibieron cantar por radioemisoras varias canciones de Felipe Pinglo. Fue por 1939, cuando gobernaba el país el general Oscar R. Benavides, con la consigna de "Orden, Paz y Trabajo". Una de las canciones prohibidas fue "El plebeyo".



Fragmento del artículo "Felipe, soberano" 
http://home.snafu.de/angelam/Centenario.htm

lunes, 28 de octubre de 2013

¡Libertad inmediata para Luis Orlando Ramos Bernabé!

Juventud Comunista del Perú – Patria Roja



Denunciamos la represión de las fuerzas policiales en contra de estudiantes de la Universidad Nacional de Educación “Enrique Guzmán y Valle”, La Cantuta, que ha causado heridas de gravedad en varios de ellos así como la detención de una decena de jóvenes.

El día de hoy, lunes 28 de octubre, ha sido detenido de manera arbitraria nuestro compañero Luis Orlando Ramos Bernabé, dirigente de la Federación de Estudiantes del Perú y entregado militante de la JotaCé.

Luis Orlando se encontraba en el comedor universitario  al momento de su detención, y fue arrestado y esposado por agentes policiales quienes ingresaron al campus universitario para luego trasladarlo a la Comisaría de Chosica. Desde su detención, no hemos podido comunicarnos con el. La policía, durante varias horas, no ha dado ningún informe de su paradero a familiares ni a los abogados.

Este hecho nos lleva a recordar el papel de las fuerzas policiales y armadas en las desapariciones que caracterizaron a nuestro país años atrás. No podemos permitir que en estado de derecho y con un gobierno que se precia de ser “democrático” vuelvan a ocurrir estos abusos e irregularidades.

Exigimos información sobre el paradero de Luis Orlando, así como su inmediata liberación. Llamamos a las diversas fuerzas políticas y sociales a difundir este acto de abuso y represión.

¡Abajo la represión contra los estudiantes!

Lima, 28 de Octubre de 2013
                                                                        


Secretariado Nacional de la JC del P – Patria Roja

viernes, 25 de octubre de 2013

GERARDO GUERERO ¡Presente!

Juventud Comunista del Perú – Patria Roja
GERARDO GUERERO ¡Presente!



La Juventud Comunista del Perú – Patria Roja expresa sus condolencias por el fallecimiento del camarada Gerardo Guerrero, quien a sus 84 años ha partido a la eternidad. 
Incansable constructor del partido en Barranca, dirigente magisterial y comunista ejemplar que acompañó siempre a la juventud en su desarrollo y formación.
No dejó en ningún momento de vincular su vida a la causa del pueblo peruano. Hoy la Juventud Comunista le rinde homenaje. El camarada Gerardo Guerrero vivirá en nuestra lucha, en nuestra militancia y nuestro estudio, cuando construimos Partido y Juventud Comunista, él estará presente. Honremos su memoria con nuestra práctica y seamos como él.
¡Gloria eterna camarada Gerardo Guerrero!

¡Por nuestro muertos, ni un minuto de silencio, toda una vida de combate!